El protector solar es, sin duda alguna, uno de los productos indispensables del verano. Protege nuestra piel de rayos ultravioleta, responsables de aparición de manchas, quemaduras y daño celular. Está claro que su uso es muy importante, en particular, en esta época del año, pero ¿está tu protector solar destruyendo los océanos?

En los últimos años, varios estudios científicos han apuntado al protector solar como un posible responsable de la pérdida de arrecifes de coral. Al parecer, algunos de los químicos que contiene este cosmético tienen la capacidad de afectar a los ecosistemas marinos, aunque el asunto sigue bajo estudio. No obstante, algunos países como Hawái ya han decidido prohibir los productos perjudiciales para el mundo marino.

Piernas de mujer sobre la arena con protector en forma de sol

¿Por qué es preocupante?

Los ecosistemas construidos sobre arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más valiosos de la Tierra. Los corales permiten el desarrollo de un sistema marino complejo y variado al proveer de alimento y refugio a más de un cuarto de toda la vida marina. Como resultado de la presencia de arrecifes de coral sanos se obtiene un mar más oxigenado, una costa protegida frente a las tormentas y mareas e ingresos económicos gracias a la actividad turística y pesquera a la que da lugar.

¿Cómo contamina el océano el protector solar?

Al parecer, son algunos de los químicos que encontramos en este cosmético los responsables de causar daños a los ecosistemas marinos. Aquellos que debemos evitar son:

  • Oxibenzonas
  • Octinoxatos
  • Óxido de zinc en nanopartículas
  • Dióxido de titanio en nanopartículas
  • OD-PABA
  • Benzofenona-8
  • Benzofenona-1
  • Octocrileno
  • 4-Metilbencilideno alcanfor
  • 3-Bencilideno alcanfor

Todos los químicos mencionados arriba pueden afectar a la vida marina de diversos modos. En primer lugar, pueden impedir el crecimiento y fotosíntesis de algas verdes; asimismo, se acumulan en los tejidos de corales, lo cual puede inducir al blanqueamiento, daño celular e incluso muerte de la planta; pueden producir daños en el desarrollo de mejillones; afectan al sistema inmune y reproductivo de erizos de mar; pueden producir cambios en la fertilidad de peces y causar daño celular en cetáceos como delfines.

Para expandir la protección al medio marino, sería recomendable evitar, además de los químicos señalados, aquellos productos cosméticos que contengan aceites minerales o petrolato (vaselina), ya que son compuestos que tienen un proceso de degradación muy lento y dañino, y cualquier producto con partículas nano.

¿Cómo protegerse del sol?

Elegir un protector solar respetuoso con el ecosistema marino y los arrecifes de coral es una de las formas de protegerse sin perjudicar al medio, pero no la única. Hacer uso de sombrillas, gorros, gafas de sol con filtro UV, camisas y pantalones específicos para la protección solar son otras de las formas en las que podemos cuidar nuestra piel sin comprometer el mar.

¿Y tú? ¿utilizas cremas de sol reef-friendly? Cuéntanoslo

Abrir chat
Whatsapp
Hola 👋
¿En que puedo ayudarte?